Ser feliz
Autores Invitados

Meditación: una herramienta para la vida feliz. (por Mirna Tosto)

Feliz??? Yo????? si tengo tantos problemas……

Estamos acostumbrados, aquellos que trabajamos en terapias alternativas de manera seria y responsable, aquellos que hemos transitado por nuestras zonas más oscuras, a escuchar que la gente que se acerca no cree poder ser feliz con la realidad en que vive, que estos espacios son para personas elevadas, y tantas otras cosas más (excusas), que conocemos profundamente, porque también las hemos tenido!!!

Por esto, y a partir del generoso pedido de mi amiga Anna, es que decido escribir este artículo, para desmitificar la meditación y otros espacios de búsqueda de crecimiento espiritual.

Desde que comencé con el taller de meditación, espacio para el cual no creía estar totalmente preparada, pero que me sorprendió gratamente, he aprendido que los problemas que cargamos, generalmente, son bastante comunes a todos. Los miedos, las expectativas, las creencias, los mandatos familiares y/o sociales… Los que nos inducen a pensar cómo actuar, cómo deber ser, cómo cumplir las expectativas ajenas olvidándome de las propias… esto que, finalmente, nos lleva a la enfermedad.

Es por esto y mucho más, que considero que la meditación es un espacio para todos, un espacio para conocernos y reconocernos, un espacio para recordar nuestros sueños y deseos, estos que suprimimos en pos de las “obligaciones”.

A continuación responderé algunas de las preguntas que más frecuentemente aparecen en este espacio, desde mi humilde opinión.

¿Qué es la meditación?

A mi entender, es un conjunto de herramientas que propician el autoconocimiento, que me redescubren y que sacan a la luz mis temores más profundos para observarlos, comprenderlos y así poder sanarlos. Cuando hablamos de sanación no hablamos de otra cosa que del conocimiento necesario para iluminarme y modificar aquello que me hace daño.

Desde mi formación, el mayor aprendizaje de mi vida fue entender que soy responsable de cada uno de mis actos y de las situaciones que suceden a mi alrededor. Y la pregunta inmediata que surge es ¿pero yo pude elegir esto para mi vida? ¿pude ser tan mala/o conmigo misma/o? y me divierte….porque yo también pasé por esto ja!

Sin embargo, si simplemente nos desplazamos del lugar del “pobrecita/o yo…”, y nos hacemos cargo, nos empezamos a dar cuenta de que, si yo elegí esto para mi vida, también está en mis manos modificar lo que me hace daño!!! y este es el primer paso hacia la iluminación….porque entonces nos permitimos observar las emociones que nos llevaron a hacer nuestras elecciones y dejamos de hacer responsables a los demás por las cosas que nos pasan dándoles un poder infinito sobre nosotros. Nos hacemos responsables!!! qué buena noticia!!! lo pueden ver?

Es que…..yo soy así….

Mentira!!!!!! grande como una casa o como un planeta inclusive…

Mis amores, somos una construcción, de historia, de antepasados, de emociones de nuestros padres, de momentos dolorosos vividos, de situaciones, de reglas y mandatos familiares, de roles sociales (como el del “hombre” y la “mujer”). Incluso, de la repetición de mensajes que escuchamos en nuestra infancia: “vos no servís para nada” “sé buenito, si no nadie te va a querer”, “comportate como una señorita o un caballero”, “bueno para nada!!”, “inútil”, etc, etc, etc. Cada uno sabrá cuántas frases le puede agregar a esto.

Y creemos que “somos así”… la verdad es que no, y eso es una buena noticia porque podemos cambiar todo lo que no nos gusta de nosotros mismos. Sólo hace falta reconocer los ecos del pasado que quedaron grabados en nuestra memoria de manera inconsciente.

Y así es como podemos empezar a reconocer que no somos libres en nuestras elecciones, pero que, sin importar la edad que tengamos o la situación que estemos transitando, podemos cambiar, podemos generar nuevas vibraciones y por lo tanto, nuevas atracciones a nuestra vida.

Entonces, puedo ser feliz?

La primer pregunta que habría que hacerse es ¿qué es la felicidad para vos?

Porque si la felicidad para mí es alcanzar eso que no tengo y cuando lo logro, volver a observar lo que me sigue faltando, entonces te digo: NUNCA VAS A SER FELIZ.

Porque la felicidad se trata de estar en presente, de observar lo que sí poseo, y ser agradecido por esto. Y cuando hablamos de posesiones, hablamos de las materiales, las emocionales y las espirituales, aprendiendo a correr nuestra mirada que sólo observa la carencia, sin reconocer todo lo que somos y lo que hemos logrado.

Tengo plena conciencia de que ser feliz a cada paso de la vida es una elección, y con esto no digo que no podamos transitar emociones de tristeza o de angustia, claro que podemos! pero siempre sabiendo que todo es pasajero y que ya pasará.

Finalmente mi mensaje sería: “Dejemos de correr tras ese sueño que nunca voy a alcanzar, dejemos de poner nuestra vida como responsabilidad de otros y comencemos a disfrutar, a frenar cinco minutos, y a enriquecernos con esta vida maravillosa, porque les garantizo que hacia lo único seguro que estamos corriendo es hacia la muerte.”

 

Autora: Mirna Tosto

Deja un comentario